Usted está aquí

El ocaso de los hipermercados
A comienzos de este siglo, el francés George Chetochine fue conferencista invitado por FENALCO a nuestra convención de supermercados y ahí lanzó una ráfaga al anunciar la muerte del hipermercado. Esto lo dijo justo cuando avanzaba por toda Colombia, con una vitalidad incomparable y rompedora, la francesa Carrefour. Han pasado los años y la consultora Nielsen nos informa que la cuota de mercado de los hiper viene cayendo lenta pero persistentemente en ésta década en Colombia, al tiempo que los llamados hard discounts sorprenden a todos y los minimercados se mantienen. Y hace un par de días un consultor chileno, Marcial Rapela, al analizar lo que está ocurriendo en su país se alinea con Chetochine. En artículo titulado igual que esta nota y publicado en América Economía, sostiene que para 2025 las grandes cadenas perderán una porción considerable de su participación. “Y el gatillante de esta caída será en gran medida las ventas online”, sentencia. Dice que los cambios sociales acelerarán los cambios. Por ejemplo, los hogares son cada vez más pequeños en tanto que la congestión vehicular reduce el interés por viajar grandes distancias para hacer una compra semanal. Aconseja a los hipermercados reducirse de tamaño, es decir, rediseñarse para así hacer frente al bajo flujo de compradores. Recuerda que en la Europa Mediterránea los hipermercados de 2008 a esta parte han perdido competitividad en alarmantes proporciones. Al mismo tiempo, el comercio digital cada vez gana más cuota de mercado. Para que las grandes cadenas no “pierdan la batalla” ante el comercio online, el autor cita las sugerencias de Bain & Company. “Reconocer dónde está el valor y el riesgo en el camino, de modo de saber dónde se debe potenciar el negocio, contar con una cartera de proveedores simple pero fuerte, saber cómo reinventarse como supermercado y que eso signifique un crecimiento en los márgenes. Finalmente, es fundamental considerar definir la ganancia comercial, las estrategias operacionales y, por sobretodo, entrar al mundo digital”. En Colombia estamos viendo cómo los almacenes de gran formato incursionan con mucha decisión en el mundo online, de manera que se transforman en opciones multicanal.