Usted está aquí

SuperIndustria precisa cuando se presume que el bien entregado a un consumidor se encontraba en buen estado

En días pasados, la Delegatura de Asuntos Jurisdiccionales de la Superintendencia de Industria y Comercio, mediante la Sentencia No. 5969, decidió una acción de protección al consumidor en la que hizo especial énfasis a en materia de servicios que presuponen la entrega de un bien, quien preste el servicio debe expedir un recibo en que se mencione la fecha de recepción, el nombre del propietario o de quien hace la entrega, dirección, teléfono, clase de servicio, valor y sumas que se abonan.

Así mismo, la Superintendencia indicó que cuando no sea posible determinar el valor del servicio y el plazo de devolución, el prestador deberá informar al consumidor para que él mismo decida si acepta o rechaza en forma expresa la prestación del servicio.

Aunado a lo anterior, se debe tener presente que la norma precisa que si no se hubiere hecho salvedad alguna al momento de la entrega del bien se entenderá que el consumidor lo entregó en buen estado.

De otra parte, Decreto Único Reglamentario del Sector Comercio establece que la garantía legal en la prestación de servicios que suponen la entrega de un bien será la reparación, cuando ello resulte procedente. En los casos en que no resulte procedente, el bien se deberá sustituir por otro de las mismas características o pagar su equivalente en dinero, con ocasión del servicio defectuoso.