Usted está aquí

MinHacienda reglamenta Impuesto Nacional al Consumo de Bienes Inmuebles

En días pasados el Ministerio de Hacienda y Crédito Público expidió el Decreto No. 961 de 2019 por medio del cual reglamenta el Impuesto Nacional al Consumo de Bienes Inmuebles.

 

De esta manera, constituye un hecho generador del impuesto nacional al consumo de bienes inmuebles, la cesión de derechos fiduciarios y la cesión de fondos incluidas las cesiones de unidades de participación en estos instrumentos, que no cotizan en bolsa, cuando tengan como subyacentes bienes inmuebles.

 

El impuesto nacional al consumo de bienes inmuebles se aplicará sobre la totalidad del valor de cada inmueble, que supere las 26.800 UVT, incluido en la escritura pública de enajenación, a cualquier título, o en el documento mediante el cual se haga la transferencia del bien inmueble, en los casos en los cuales no medie la escritura publica o se pacten valores fuera de ella. En la cesión a cualquier título, de derechos fiduciarios o participaciones en los fondos que no cotizan en bolsa, el impuesto nacional al consumo de bienes inmuebles se aplicará sobre la totalidad del valor incluido en el contrato cesión o documento equivalente.

 

Sin perjuicio de lo anterior, en la cesión de derechos fiduciarios o participaciones en fondos que no cotizan en la bolsa con activos subyacentes que involucren bienes inmuebles y de otra naturaleza, el valor de la cesión para de la determinación de la base gravable del impuesto se determinará atendiendo las siguientes reglas:

  1. Se deberá calcular el valor de todos los bienes inmuebles subyacentes a los patrimonios autónomos o  a los fondos que no coticen en la bolsa.

  2. Al valor obtenido en el numeral anterior, se deberá aplicar el porcentaje de derechos fiduciarios o de participaciones de fondos que no coticen en bolsa, objeto de la cesión y el resultado obtenido de este cálculo será la base gravable del impuesto siempre y cuando este supere as 26.800 UVT.

 

En consecuencia, el Impuesto se recaudará a través del mecanismo de retención en la fuente, el cual deberá practicarse previamente a la enajenación de bien inmueble o al registro de la cesión de los derechos fiduciarios o de participaciones en los fondos que no cotizan en bolsa.

 

En los casos de enajenación de inmuebles o cesión de derechos fiduciarios o de participaciones de fondos que no cotizan en bolsa, en que no existe un agente de retención, el impuesto deberá ser declarado y pagado por el adquirente a través de un recibo oficial de pago de formulario No. 490.

 

Por ello, son agentes retenedores del impuesto los notarios, los administradores de las fiducias y los administradores de fondos de capital privado o de los fondos de inversión colectiva.