Usted está aquí

Entidades en reestructuración no son sujetos pasivos del Impuesto al Patrimonio

La Sección Cuarta del Consejo de Estado mediante Sentencia precisó que, de conformidad con lo establecido en el artículo 297 del Estatuto Tributario, no están sujetas a pagar el impuesto al patrimonio las entidades que se encuentren en liquidación, concordato o que hayan suscrito acuerdo de reestructuración de conformidad con lo previsto en la Ley 550 de 1999, que fue prorrogada, y el régimen de insolvencia empresarial que introdujo la Ley 1116 del 2006.

 

Lo anterior implica que si bien solo con la Ley 1370 del 2009 se incluyó la exoneración del impuesto para las empresas en proceso de reorganización, es claro que desde períodos anteriores al 2011 la intención del legislador era proteger a todas las entidades que se encontraban inmersas en problemas financieros y que debieron acudir a diversas figuras jurídicas para garantizar la sostenibilidad de la empresa como unidad de explotación económica viable.

 

Así las cosas, no son sujetos pasivos del impuesto al patrimonio, entre otras, las entidades que se encuentren en procesos de reestructuración o reorganización a que alude la mencionada Ley 550 de 1999 y las leyes posteriores sobre la materia.
 

Para mayor información acceder al documento que se acompaña.