Concejo de Bogotá creará el registro de cámaras de seguridad y circuitos cerrados de televisión (CCTV) del Distrito Capital

En días pasados, fue radicado ante el Concejo de Bogotá el Proyecto de Acuerdo No. 385 de 2020 “Por medio del cual se crea el registro de cámaras de seguridad y circuitos cerrados de televisión (CCTV) del Distrito Capital”.

De esta manera, tiene por objeto crear el Registro de Cámaras de Seguridad y Circuitos Cerrados de Televisión (CCTV) del Distrito Capital. La iniciativa busca integrar al Centro de Comando, Control y Comunicaciones (C4), y por defecto, a los Centros Operativos de Seguridad Ciudadana (COSEC) de la Policía Metropolitana de Bogotá un registro de todas las Cámaras o CCTV de la ciudad, con información sobre ubicación, espacio grabado, especificaciones técnicas, administrador y dueño del dispositivo. 

Así, esta iniciativa, busca generar un mapa estratégico de cámaras de seguridad en la ciudad, con la información necesaria para que la Policía Metropolitana, cuerpos de atención de emergencia, dependencias de la alcaldía, y la ciudadanía pueda identificar de forma rápida y con celeridad la información que necesita para ejercer el artículo 237 del Código Nacional de Policía y Convivencia. 

Adicionalmente, se busca crear un mecanismo de identificación y acercamiento con sistemas de seguridad privados para promover la vinculación de estos sistemas, al sistema de vigilancia de la Policía.

Igualmente, dado que en Colombia no existe regulación diferente a la ley 1581 de 2012 sobre el Régimen General de Protección de Datos Personales, y las disposiciones del Decreto 1377 que reglamenta la ley 1581, los límites a la instalación de cámaras de Seguridad, y Circuitos Cerrados de Televisión (CCTV) se constriñen al tratamiento de los datos personales y el derecho a la intimidad y privacidad de las personas. Esta libertad en el proceso de instalación de sistemas de videovigilancia trae beneficios, pero a la vez genera problemas de seguridad. Por un lado, los beneficios en los pocos límites a la instalación de equipos de videovigilancia, ha llevado a una proliferación de equipos instalados que mejoran los sistemas de seguridad de ciudadanos y empresas, pues el mercado mundial de estos ha mostrado 3 años consecutivos de crecimiento sostenido.

Por último, se entienden las ventajas que trae la caracterización y conocimiento, por parte de las autoridades, de la ubicación de cámaras de seguridad o sistemas de videovigilancia. Con este proyecto, se pretende entonces poder estimar el total de las cámaras de videovigilancia que se encuentran en la ciudad, reducir los tiempos de reacción y recopilación de evidencia por parte de las autoridades, al dotarlas de la información de área ocupada y grabada por cada cámara de seguridad en la ciudad, así como el responsable de la misma al que habrá que solicitar la información.

De este modo y debido a las implicaciones que la iniciativa pueda tener para el gremio, lo invitamos a dejar sus comentarios a más tardar el día 24 de noviembre de 2020.

Archivo Adjunto: