Usted está aquí

SuperIndustria se pronuncia sobre efectividad de la garantía legal

La Superintendencia de Industria y Comercio se pronunció sobre la obligación que tienen los productores y/o proveedores de hacer efectiva la garantía legal de un producto y/o servicio una vez sea verificada la existencia de una falla en el mismo.

 

Así, la Entidad argumentó que todo producto, incluyendo los automotores gozan de una garantía ante la ley y todos aquellos que los produzcan y comercialicen deberán hacerla efectiva una vez se verifique la existencia de una falla.

 

En consecuencia, los consumidores, cuando consideren que sus derechos están siendo vulnerados, podrán demandar ante esta Superintendencia o ante los jueces de la República en caso de incumplimiento por asuntos referidos a la garantía, para lo cual deberán seguir los siguientes pasos, a saber:

 

  1. La reclamación puede hacerse en forma escrita, de manera verbal o incluso de manera telefónica.La reclamación realizada por medios electrónicos se considera una reclamación escrita.

  2. La reclamación escrita podrá presentarse directamente ante el productor y/o proveedor o puede ser enviada por correo a la dirección del establecimiento de comercio donde el demandante adquirió el producto y/o a la dirección del productor del bien o servicio, caso en el cual deberá aportarse la constancia de envío por correo. El productor y/o proveedor tiene un plazo máximo de quince (15) días para dar respuesta.

  3. En aquellos casos en los cuales el proveedor y/o productor se niegue a recibir la reclamación, el consumidor demandante deberá manifestar bajo juramento en su demanda y, si es del caso, acompañar la constancia del envío por correo de la reclamación.

  4. Para efectos del proceso jurisdiccional, la conducta consistente en negarse a recibir la reclamación se tendrá en cuenta como indicio grave en contra del demandado.

 

Vale recordar que mientras las garantías referidas a las condiciones de calidad, idoneidad y seguridad de un producto se encuentren vigentes, no le es permitido al productor, proveedor o expendedor cobrar suma alguna al consumidor por los siguientes conceptos: a) La asistencia técnica que sea indispensable prestar para hacer posible la utilización del producto; y b) Por los gastos y costos que impliquen la reparación del bien por fallas de calidad e idoneidad, incluidos los repuestos y el transporte del bien para su reparación y posterior devolución al consumidor, en los casos en que la naturaleza del bien permita su reparación sin alterar su esencia.

 
PDF icon Descargar Archivo (365.52 KB)