Usted está aquí

Se radica Proyecto de Ley que busca promover el acceso a información necesaria para fomentar entornos alimentarios saludables

En días pasados fue radicado ante el Congreso de la República el Proyecto de Ley No. 214 de 2018 de Cámara "Por medio de la cual se promueve el acceso a información necesaria para fomentar entornos alimentarios saludables y prevenir Enfermedades No Transmisibles y se adoptan otras disposiciones”.

 

La iniciativa tiene como objeto establecer medidas para garantizar el acceso a información clara, veraz, oportuna, visible, idónea y suficiente, en aras de promover entornos alimentarios saludables que prevengan Enfermedades No Transmisibles, especialmente en niñas, niños y adolescentes.

 

De esta manera, las disposiciones contenidas en el proyecto de ley se aplicarán en todo el país y cobijará a todos los actores que participen en las actividades contempladas en la misma.

 

La Autoridad Nacional de Televisión destinará en forma gratuita y rotatoria espacios para la utilización por parte de las entidades públicas y Organizaciones No Gubernamentales cuyo trabajo no entre en conflictos de intereses con los objetivos de la presente iniciativa, con el propósito de emitir mensajes de promoción de hábitos de vida saludable en la franja infantil y horario triple A (horario AAA) en televisión por los medios ordinarios y canales por suscripción. De igual manera se deberá realizar la destinación de espacios que estén a cargo de la Nación para la difusión del mismo tipo de mensajes por emisoras radiales.

 

Así mismo, con el objetivo de informar de manera clara y suficiente, sobre los componentes que hacen parte de los productos comestibles o bebibles, los productores deberán declarar en el etiquetado la siguiente información:

 

  1. Si el producto tiene azúcar, azúcares libres, y demás edulcorantes, sodio, grasas totales o saturadas.  

  2. La lista de ingredientes debe incluir todos los aditivos que cumplan o no función tecnológica en el producto, tal como está definida en la normatividad nacional.

  3. Deberá declararse si sus ingredientes contienen organismos genéticamente modificados y especificar cuáles son estos ingredientes.

  4. La información en el rótulo deberá estar en castellano, y eventualmente podrá repetirse en otro idioma. Los datos deberán señalarse con caracteres visibles, indelebles y fáciles de leer. No se permitirá sobreimpresión o cualquier modificación de la información contenida en el rótulo original.

Para todos los productos comestibles o bebibles ultra-procesados con cantidad excesiva de sodio, azúcares libres y grasas saturadas, se deberá implementar un etiquetado frontal donde se incorpore una advertencia sanitaria. Dicha advertencia será de alto impacto preventivo, claro, visible, legible, de fácil identificación y comprensión para los consumidores, con mensajes inequívocos que alerten al consumidor de los contenidos reales de estos.

 

El rótulo consistirá en un símbolo octagonal de fondo color negro y borde blanco, y en su interior el texto “ALTO EN”, seguido de: “SODIO”, “AZÚCARES”, y/o “GRASAS SATURADAS” en uno o más símbolos independientes, según corresponda. El o los símbolos referidos se ubicarán en la cara principal del envase y abarcaran un cincuenta por ciento (50%) de la etiqueta de los productos.

 

Por último, los productos comestibles que tengan al menos una de las advertencias sanitarias antes mencionadas o que superen los umbrales establecidos la iniciativa, no podrán ser publicitados, promocionados y/o entregados a título gratuito en la población menor de 18 años.

 

El proyecto de ley se encuentra a la espera de que se designen ponentes para primer debate, esperamos sus comentarios a más tardar el próximo 13 de noviembre de 2018.