Usted está aquí

PERSPECTIVA INMEDIATA ALENTADORA
En línea con las proyecciones del mercado, pensamos que el PIB en el tercer trimestre crecería en alrededor del 3.4% llevando el crecimiento en el año corrido cercano al 3.2%. Nuevamente, el comercio será uno de los sectores con la mayor contribución a este relativo buen desempeño de la economía si nos comparamos con lo que acontece en el vecindario. De acuerdo con las cifras del DANE y con las encuestas que hacemos mensualmente a nuestros afiliados, en el tercer trimestre hubo un buen registro de ventas en el comercio moderno, destacándose las categorías de consumo duradero como electrónica, automóviles, motos y productos de ferretería. También en calzado y confecciones hubo buen registro tal vez por la previsión de algunos consumidores ante eventuales aumentos de precios por la entrada en vigencia de un desmesurado e ilegal aumento en los aranceles para ropa importada de Asia. No hay evidencia de que en el tercer trimestre el alto precio del dólar haya afectado sensiblemente la demanda por bienes importados. 
 
Aunque como dice el dicho, mal de muchos consuelo de tontos, no podemos desconocer que el mundo y en particular América Latina, vive un periodo de fuerte turbulencia económica y política.  Esperamos el despegue de la actividad edificadora y un nuevo impulso de las obras civiles para que la economía tenga fuentes alternativas de crecimiento ante el deterioro del comercio internacional. Seguimos muy preocupados porque los indicadores laborales no mejoran y ello sin duda puede afectar el dinamismo del consumo para el año entrante y ser una fuente de descontento social. El gobierno debe persistir en la necesidad de impulsar una reforma laboral concertada para el desarrollo. Anexamos proyecciones del BBVA. Según esta fuente, la devaluación promedio en 2019 será del 10.9%, lo que debería halagar a los exportadores. El aumento del dólar lo explica el también fuerte aumento en el déficit de la balanza de pagos, que como porcentaje del PIB pasa de un 3.8% en 2018 a 4.8% en el 19. Se nos antojan muy conservadores los pronósticos de crecimiento económico para éste y el próximo año. Unas veces se peca por exceso y otras por defecto como en este caso puntual.