Usted está aquí

NO FUE UN DIA, FUE EL MES DE LA MADRE
Mayo estuvo aceptable para las actividades mercantiles en el país. Según el reporte de nuestros afiliados, las ventas estuvieron parejas a lo largo del quinto mes del año y no solamente para la víspera del Día de la Madre. Las ventas también fueron buenas en la segunda quincena. Hubo buen comportamiento en las ventas de categorías como la confección y el calzado, así como una buena afluencia de personas a los centros comerciales, público inclinado a compra y no solamente a darse una vuelta. Para el 39% de los consultados el volumen de ventas aumentó frente al mismo mes del año pasado, mostrando un crecimiento de tres puntos frente al reporte de abril y al de mayo de 2018. El 22% consideró que sus ventas se redujeron. Los distribuidores mayoristas, aquellos que abastecen a canales como las tiendas de barrio, restaurantes y cafeterías también reportaron ingresos aceptables, lo que sugiere que los minimercados y las tiendas logran capotear la intensa competencia de formatos como los llamados hard discounters. Respecto a las expectativas inmediatas, los comerciantes continúan siendo cautelosos. El balance, esto es, la diferencia entre el porcentaje de empresarios optimistas y el de pesimistas, fue de 40, que es inferior al registro de abril y al del mismo mes del año anterior. Entre los comerciantes que reportan mayores grados de optimismo se destacan los vinculados a las ferreterías, materiales de construcción y artículos para la remodelación del hogar, lo que puede considerarse un indicio de que la actividad edificadora tiende a recuperarse para lo que resta del 19.