Usted está aquí

INSEGURIDAD, ¿PERCEPCIÓN O REALIDAD?
La provisión de seguridad a los ciudadanos es una de las funciones fundamentales del Estado. La historia contemporánea de Colombia  se ha caracterizado por la dificultad de la nación en cumplir este objetivo, lo cual se mitiga con formas particulares de seguridad (Vigilancia Privada) y otras incluso nocivas como lo fueron los grupos antisubversivos. Si bien después de la sangrienta guerra del narcotráfico y con el aumento de la presencia del Estado en todo el territorio nacional, la inseguridad presenta una disminución en años y los índices de homicidios se encuentran en sus niveles históricamente más bajos, la percepción de la sociedad colombiana sobre la inseguridad sigue siendo alta y gran parte se debe a nuestro pasado violento. 
Desde Fenalco preguntamos a nuestros afiliados de todo el país, con respecto al año pasado cómo perciben la seguridad en los alrededores a sus establecimientos. Los resultados son inquietantes: un 41,4% de los comerciantes consultados considera que la inseguridad ha aumentado, respecto a un poco menos del 50% que considera que no ha habido ningún cambio en esta dimensión, frente a los observados hace un año. 
Estos resultados son consistentes con las denuncias que se han presentado en la Fiscalía General de la Nación, que muestran que en el primer semestre del año las denuncias por hurto se han incrementado en un 9,59%. El hurto a personas ha aumentado un 16,32%. 
Es curioso notar que el hurto a establecimientos comerciales sí ha presentado una disminución en sus denuncias respecto al 2018 en un 7,38%.