EL FUTURO INSOSPECHADO DE LOS CARROS
Los cuarentones deben acordarse de la serie de tv “El auto fantástico”: pues bien, eso ya es realidad. Actualmente la principal función de los automóviles es transportar a las personas de un lugar a otro, algo que puede cambiar drásticamente en los siguientes cinco años, porque se convertirían en una herramienta personalizada para hacer compras y pagos. En nota del portal dinero.mx, Gil Pérez, gerente general de Vehículos Conectados y Seguridad de Internet de las Cosas de SAP, afirmó que este cambio lo impulsa el hecho de que los automóviles ahora tienen la capacidad de conectarse a internet y ofrecer a los conductores nuevas experiencias, lo que dará nacimiento a nuevos modelos de negocio. Los autos conectados tendrán una asistente virtual que sabrá los gustos del conductor. Esto permitiría, por ejemplo, que después de manejar dos horas sin parar, le avise sobre la cafetería más cercana y, haciendo uso de la conexión a la red, ordenar un café o comida, pagar en línea y simplemente pasar por los productos. Se prevé que empresas de entrega de mercancías se beneficiarán pues será más fácil dejar el paquete directamente en el auto y el comprador vigilaría todo el proceso desde una aplicación, la cual indicaría dónde está estacionado el coche y hasta abriría la cajuela a distancia. En materia de personalización el usuario podrá rentar un auto y cuando sea entregado, tendrá una lista de reproducción de las canciones favoritas.
Archivo Adjunto: